ENG
Andalucia
Marca andalucía

SALUDO

presidente
Manuel Domínguez

Presidente de Sevilla City Centre

Bienvenido a Sevilla. Desde el corazón de la ciudad celebramos con el viajero la alegría de descubrir un destino tan vibrante, capaz de generar grandes emociones y recuerdos que llevará de vuelta a su hogar. Tiene Sevilla uno de los centros históricos más extensos de Europa, fascinante como pocos. Con esta Guía Interactiva de Sevilla, desde Sevilla City Centre queremos acompañarle en su discurrir por nuestra ciudad, desde el centro, desde el corazón mismo de la vieja Híspalis, hasta donde tenga a bien alcanzar. No le faltarán estímulos ni motivos para regresar contando todas sus grandezas. Le deseamos la mejor de las experiencias durante sus días en nuestra ciudad.

Marca andalucía

SEVILLA,
LUZ DEL SUR

Mas info

Sevilla es la capital de la comunidad autónoma de Andalucía y la ciudad más importante del sur de España. Antes conocida como Isbilya en la época andalusí y, antes aun, como la Híspalis romana, Sevilla es desde hace siglos el centro político, administrativo, económico y cultural de la región. Recostada junto al curso del río Guadalquivir, punto de partida y llegada de algunas de las mayores gestas de la Edad Moderna, la ciudad ha atraido desde antiguo a viajeros de toda condición en busca de fortuna o de recreo.

También ha inspirado la cultura occidental con más de 100 óperas que están ambientadas en Sevilla, personajes literarios de entre los más populares, y ha sido hogar de maestros como los pintores Velázquez y Murillo, escultores, músicos, poetas, cineastas y, en definitiva, grandes creadores. Con más de 3.000 horas de sol al año, incluyendo inviernos suaves y poco lluviosos, Sevilla es un destino apetecible todo el año. Ya sea para conocer su historia, disfrutar de sus fiestas y tradiciones, o de su programación cultural y de ocio. Faro del sur, luz del sur.

Marca andalucía

E

Sevilla es ciudad de momentos, de instantes, de intangibles que son el material de la memoria.

EXPERIENCIAS

Espacios íntimos, atmósferas envolventes, vistas únicas, atenciones exclusivas. Sevilla reúne un buen puñado de experiencias que son capaces de combinar un entorno mágico con unos servicios de primera categoría. Es esa pequeña diferencia que separa los destinos más populares del mundo de esas escogidas visitas que hay que hacer al menos una vez en la vida. Y a partir de ahí, regresar siempre que se pueda. Echa un vistazo a estas sugerencias.

Mas info
Marca andalucía
Casa de la Memoria

EL
FLAMENCO

Mas info

El arte ancestral del flamenco es capar de trasmitir emociones que pocas expresiones artísticas consiguen, conectando a aficionados de todo el mundo.

Los orígenes del flamenco son un verdadero misterio. Con tan escasas referencias escritas y trasmitido generalmente por tradición oral, siempre ha sido proclive a generar leyendas y mitos, con todo tipo de conjeturas sobre el auténtico germen de este arte. Se evoca a la España árabe, se atribuye al pueblo gitano (procedente de la India), se le relaciona con la tradición musical judía, con las canciones populares mozárabes… Eso sí, existe consenso en que la aparición del flamenco se produjo a partir del cante en el triángulo formado por Triana, Jerez y Cádiz.

Las principales referencias escritas sobre este arte diferenciador de Andalucía comienzan a surgir a lo largo del siglo XVIII. En el XIX ya hay referencias en prensa sobre espectáculos y en ellas se mencionan algunos palos del flamenco. Antonio Machado Álvarez, Demófilo, publica en 1882 su «Colección de Cantes Flamencos» y con ella nace la flamencología. En el siglo XX se alcanza la Edad de Oro y el arte jondo se encuentra plenamente configurado. En todas estas etapas aparece Sevilla por algún lado o por otro. Y si aceptamos que Triana es una de las cunas del flamenco es a través de cantaores como El Planeta o su principal alumno, El Fillo, así como estirpes de artistas como los Pelaos y los Cagancho. Los alfareros del arrabal sevillano también aportaron sus estilos. Soleás, tonás, romances y martinetes empiezan a sonar por el barrio.

Con figuras como Silverio Franconetti, Tomás El Nitri y Juan Breva se alcanza una mayor popularización del flamenco y aparecen los cafés cantantes en Sevilla, primero el de Franconetti en la calle Rosario.

También hay que reconocer la importancia de la Alameda de Hércules en aquellas décadas vertiginosas, al convertirse en residencia de muchas de las figuras tempranas de este arte escénico. Pastora Pavón Cruz «La Niña de los Peines», Arturo y Tomás Pavón, Manuel Torre, Manuel Vallejo, Manolo Caracol y otros muchos empiezan a despuntar en Sevilla.

El flamenco, allá donde tuviera su origen primigenio, no estaría demasiado lejos de Sevilla. Y desde luego aquí encontró proyección en todos los siglos pasados para convertirse en el arte reconocido y aclamado que es en nuestros días.

Abrir

Vívelo en...

Casa de la Memoria (C/ Cuna, 6)

Bienal de Flamenco (4/09/20 a 4/10/20)

Marca andalucía
AIRE Ancient Baths

LO
EXCLUSIVO

Mas info

Sevilla es un destino muy popular entre visitantes de todas las procedencias, lo viene siendo desde que los viajeros románticos descubrieran en ella el «Oriente más a mano». Y sin embargo, por más que las cifras de turistas crezcan cada año, Sevilla reserva un buen puñado de experiencias íntimas, únicas, para aquellos que rascan un poco en la superficie.

Un paseo por los jardines del Real Alcázar, entre los colores y los perfumes del palacio real, es capaz de recrear varios siglos después aquellos que disfrutaron en sus épocas el rey poeta al Mutamid, la preferida María de Padilla y tantos otros personajes que han escrito la historia y la leyenda de esta ciudad.

Adentrarse en las sacristías de iglesias y conventos, acercarse al día a día de las monjas de clausura, degustar sus tradicionales dulces... La Sevilla que se resiste al paso del tiempo espera en los aposentos más humildes y recogidos.

Incluso en sus atracciones más demandadas, Sevilla ofrece momentos especiales. Basta con acercarse a AIRE Ancient Baths Sevilla, por ejemplo, donde se recupera la tradición ancestral de los baños de las antiguas civilizaciones griega, romana y árabe. Insertado en el laberíntico e histórico trazado urbanístico del barrio de Santa Cruz, en una de sus típicas callejuelas que recibe el inspirador nombre de Aire, estos singulares baños ocupan una tradicional casa palacio sevillana que data del S.XV para dedicarse en ella a la salud y el bienestar de quienes la visitan.

Un icónico Baño de Vino, el Flotarium o Baño de Agua de Sal, que se toma bajo una bóveda romana del siglo II, o descansar a solas en una espectacular terraza con baño infinito, con vistas frontales a la Catedral de Sevilla y la Giralda, son algunas de las experiencias relajantes y sanadoras que esperan en AIRE Ancient Baths.

Lo exclusivo no es necesariamente patrimonio del lujo. Comparten algunos escenarios, pero no siempre viajan juntos. Y la prueba está en ese generoso puñado de experiencias que Sevilla ofrece a sus visitantes en sus rincones más recoletos o en los más transitados. En sus talleres, en sus trastiendas, en sus salones, en sus esquinas. La esencia de Sevilla sale al encuentro del viajero, sólo para él, sólo para ella, cuando se sabe buscar con un poco de detenimiento.

Abrir

Vívelo en...

AIRE Ancient Baths (C/ Aire,15)

Muestra de Dulces de Conventos en el Alcázar

Marca andalucía
Casa Robles

SABORES

Mas info

Pocas cosas como la gastronomía para conocer un lugar, una cultura, una ciudad. Los ingredientes, las preparaciones, los rituales, las costumbres, ¡hasta los horarios! dicen mucho de un destino. Lo dicen prácticamente todo, en realidad.

Parémonos, por ejemplo, en las tapas. Uno de los emblemas de la gastronomía española, acaso el más identitario, es una arraigada tradición culinaria en Sevilla. Si sus orígenes son confusos, no podemos descartar que la capital hispalense fuera una de sus cunas, ni mucho menos que haya sido el lugar donde mayor proyección ha alcanzado.

El tapeo, esa degustación continua, ese fiel escudero del vino, da para conocer en profundidad el extenso recetario sevillano, tan de la dieta mediterránea, tan heredero de las culturas que se sucedieron en esta tierra.

Esas espinacas con garbanzos, esa cola de toro, esa ensaladilla, ese montaíto de pringá. Tantas delicias sencillas, económicas y tan auténticas, que portan el estandarte de la gastronomía de Sevilla en las barras de Santa Cruz, de Triana, o de los nuevos establecimientos donde las tapas ya no son las tradicionales ni de este lugar, sino innovadoras y de todas partes. Comer por entregas, con amigos y a menudo al aire libre es una costumbre que no va a perderse, pero no es todo lo que pasa en los fogones de Sevilla. Por supuesto, la alta cocina tiene su lugar con mesa y mantel en insignes establecimientos donde detenerse con más atención y curiosidad.

Igualmente, la cocina internacional, ya sea argentina, italiana, japonesa, hindú o, directamente, de fusión, tiene su asiento entre las calles de Sevilla. No podría ser de otra forma en una ciudad tan hospitalaria y tan del gusto de comer bien.

Así que tenemos tabernas, tascas, bares, despachos, veladores, trastiendas, mesones, restaurantes, gastrobares, enotecas, abacerías... Múltiples formas de acercarse a los bocados más propios y más ajenos, pero que saben de una manera especial en Sevilla.

Y si entramos en temporadas, con el arroz, con las setas, con la caza, con los platos de Cuaresma, con los dulces de conventos, con los pavías de bacalao, con los mantecados, los anisados, el mosto y tantos momentos que los sevillanos celebran a lo largo del año. ¿Por qué no celebrarlo con ellos y, así, llevarse de Sevilla el mejor sabor de boca?

Abrir

Vívelo en...

Ovejas Negras Company

Sevilla Tapas Week (en noviembre)

Marca andalucía
City Sightseeing

PURA
DIVERSIÓN

Mas info

En Sevilla pasan cosas. En la excitación constante de conocer un nuevo destino, entre los estímulos incesantes donde todo está por ver, puede que ese estado de entusiasmo por lo nuevo pase desapercibido hasta que, poco a poco, ya en la habitación de hotel o incluso en el viaje de regreso, o puede que en el recuerdo de aquellos días, se hace recuento de lo vivido en tu paso por esta ciudad. Y ahí no cabe duda: ¡qué bien lo pasamos!

En realidad, todo es cuestión de elegir. Las opciones están al alcance del viajero. Un parque temático, una visita al acuario, un mirador de la ciudad, un espectáculo callejero, conciertos en las terrazas de los hoteles, visitas teatralizadas en los monumentos. Un largo etcétera que no es largo, es que no se acaba.

Si no son festivales son grandes conciertos, o musicales, cultura y espectáculos, deporte y exhibiciones, certámenes, exposiciones, ferias de muestras, mercadillos, encuentros, concursos y recitales. Un torbellino de acontecimientos que agitan la ciudad semanalmente en sus escenarios, en sus monumentos más insignes, en sus ágoras más concurridas.

La oferta florece por toda la ciudad. Bulle en el centro, germina la ciudad intramuros, se destapa en la Isla de la Cartuja, en el Muelle de Nueva York, en Triana, en la Macarena. Con tanto por ver y por hacer, conviene encontrar la manera de desplazarse de manera ágil y cómoda, fluir por Sevilla mientras te cuentan sobre la historia y las curiosidades de la capital hispalense. También eso, moverse por una ciudad tan arrolladoramente activa, es parte de la experiencia.

Qué se le va a hacer, nos gusta pasarlo bien. Será por el clima, tan de nuestra parte. Será por el carácter ancestralmente hedonista de los sevillanos, predispuestos a convertir los negocios en diversión, en hacer de lo serio una risa. Será por lo que sea, pero en Sevilla no faltan las opciones para pasarlo bien.

Siempre está pasando algo en Sevilla y siempre es algo diferente. Pura diversión para viajeros ávidos de verse sorprendidos en cada momento, expectantes de momentos que permanecerán imborrables por mucho tiempo en el ánimo y en la memoria. Tómense su tiempo para descubrirlo, quedando atrapados en la feria infinita de las oportunidades.

Abrir

Vívelo en...

City Sightseeing (junto a Torre del Oro)

Isla Mágica

Marca andalucía
Hotel Inglaterra

DESCANSO

Mas info

Y después de tanta excitación, de tamaña exposición a los estímulos que ofrece Sevilla, rendido por el vaivén de emociones, el viajero busca descansar como en casa. No, mejor. En aposentos dignos de un Príncipe de Gales, de todo un Donizetti, de la nobleza y los prohombres de la ciudad. El reposo, las comodidades, el buen gusto en los detalles es bien recibido por el visitante. Pero lo que de verdad no se olvida es abrir las ventanas y encontrarse cara a cara con la Giralda, auténtico faro de los suspiros de la ciudad.

Abrir

Vívelo en...

Hoteles y apartamentos del centro de Sevilla

Isla Mágica

Marca andalucía

I

Todo lo que no te puedes perder si quieres conocer Sevilla en profundidad durante tu visita.

Marca andalucía
prismaticos

MIRADORES

Mas info

De Sevilla se subraya su narcisismo. Ya lo dijo Antonio Gala: «Lo malo no es que los sevillanos piensen que tienen la ciudad más bonita del mundo, lo peor es que puede que tengan hasta razón». Y una ciudad que se deleita en sus propios rincones y ritos, tan proclive a mirarse y dejarse ver, requiere de lugares privilegiados desde los que asomarse. Estos son algunos de ellos.

Los propios monumentos de Sevilla, históricamente los que han definido el skyline de la ciudad, son balcones imprescindibles. La misma Giralda, por ejemplo, condiciona la altura de los edificios del centro. Ninguno más elevado. ¿Qué mejor aval de que las vistas desde el campanario renacentista, anterior alminar almohade, no tienen rival?

Las terrazas de los hoteles, sobre todo los que pueden presumir de la ubicación más céntrica, son también espacios muy populares. Ya hace tiempo que los alojamientos turísticos dejaron de ser sólo para los visitantes de Sevilla y que en sus azoteas tienen la ocasión de encontrarse con los lugareños. Todos andan persiguiendo esas panorámicas impagables, a menudo acompañadas de buena coctelería y algo de música.

Y como tercera tipología encontramos la arquitectura vanguardista. Los miradores más recientes combinan altitud con diseño y servicios. Metropol Parasol, las populares Setas de la Encarnación, son un buen exponente, elevándose desde el norte de la ciudad y con un recorrido que ofrece vistas 360°.

Subir a las torres de la Plaza de España deja una visión de conjunto del monumento regionalista y del Parque de María Luisa. Cruzar el Puente de Triana o cualquiera de los otros que cosen las dos orillas de Sevilla nos permite admirar el curso fluvial sin obstáculos. Pero para ver Sevilla a nuestros pies hay que subir a sus miradores principales.

Marca andalucía
La Giralda
cerrar

GIRALDA

Desde el campanario renacentista de la torre mudéjar, en lo más alto del conjunto monumental de la Catedral de Sevilla se obtienen las mejores vistas. Es el punto más alto en el mismo centro de la ciudad, al final de sus famosas 35 rampas.

Catedral de Sevilla

ticket

9 €. Pensionistas y estudiantes (hasta 25 años), 4 €. Gratis nacidos y residentes en Sevilla, menores de 14 años, discapacitados y desempleados, y los lunes 16.30h-18h

L 11h-15.30. M-S 11h-17h. D 14.30-18h. JUL y AGO (excepto 17 y 25 JUL): L 10.30-16h. M-S 10.30-18h. D 14h-19h. Cierra 1 ENE, 6 ENE, 25 DIC. En 5 ENE, 24 DIC y 31 DIC 11h-13h

Hotel Doña María
cerrar

HOTEL DOÑA MARÍA

La terraza del Hotel Doña María, como extensión del Bar 17 y como espacio para eventos, arroja unas vistas privilegiadas del monumento más icónico de Sevilla: la Giralda, elevándose junto a la Catedral por la Puerta del Lagarto. Se accede por la calle Don Remondo, junto al Palacio Arzobispal (nada menos), y ofrece una vista limpia de la imponente historia de Sevilla. Para los húespedes del hotel, la panorámica de la ciudad se puede obtener también desde la piscina.

Hotel Doña María (C/ Don Remondo, 2)

ticket

Entrada libre

L-D 12h-2h

Kivir Skyline
cerrar

KIVIR SKYLINE

El Hotel Kivir, una de las novedades que han irrumpido con más fuerza en la hotelería sevillana, se levanta en el Paseo de Colón, junto al Puente de Triana, ofreciendo unas vistas fantásticas del Guadalquivir y del mítico arrabal, junto con los cócteles y la gastronomía que apetece en tan atractivo escenario.

Hotel Kivir

ticket

Entrada libre

L-D 12h-2h

Torre del Oro
cerrar

TORRE DEL ORO

Esta torre albarrana de 36 metros formaba parte del sistema defensivo de la Sevilla almohade como avanzadilla de las murallas que protegían la ciudad. Conectada con el Real Alcázar mediante un lienzo de estas mismas murallas, permitía cerrar la navegación por el río Guadalquivir mediante una gruesa cadena. Hoy alberga el Museo Naval y permite subir a su cuerpo superior para obtener una sensacionales vistas.

Paseo de Cristóbal Colón, s/n

ticket

3€. Estudiantes y niños 6-14 años, 1.50 €. Gratis el lunes y todos los días para mayores de 65 años, menors de 6 y discapacitados

L-V 9.30-18.45. S-D 10.30-18.45

Metropol Parasol
cerrar

METROPOL PARASOL

Las Setas de la Encarnación, nombre popular con el que se conoce esta gran estructura de madera y hormigón, permite asomarse a la ciudad desde el mismo centro a una altura de unos 22 metros, incluyendo un itinerario y plaza mirador. Se trata de unas atracciones más populares de Sevilla al contener bajo sus cubiertas una plaza diáfana multiusos y, en nivel sótano, el Antiquarium, el Mercado de la Encarnación, y locales comerciales.

Plaza de la Encarnación

D-J 10h-22.30. V-S 10h-23h

ticket

3 €. Gratis para nacidos o residentes en Sevilla capital

Torre perdigones
cerrar

TORRE PERDIGONES

Uno de los escasos ejemplos de arquitectura industrial del siglo XIX que se conservan en Sevilla, y además en uso, se levanta sobre 45 metros justo en el límite norte de la ciudad, entre la Basílica de la Macarena y el Puente de la Barqueta. Además de asomarse a Sevilla mirando al sur, lo hace con una particularidad con la que no puede competir ningún otro mirador hispalense: la cámara oscura que alberga.

Calle Resolana, 37

ticket

4 €. Niños 5-12 años, 2,50 €. Sólo mirador, 1,50 €

M-D 11.30-17h. JUL-AGO 10h-15.30

Torre Sevilla
cerrar

TORRE SEVILLA

El edificio más alto de Andalucía fue diseñado por el argentino César Pelli, mide 160,5 metros y alberga un centro comercial, un hotel, oficinas y CaixaForum Sevilla. Desde su terraza mirador, disponible para eventos, se obtienen unas vistas únicas de Sevilla desde el extremo oeste. La ciudad aparece en miniatura ante la vista de los visitantes desde su planta 37, dominando todo el skyline sevillano.

C/ Gonzalo Jiménez de Quesada, 2

ticket

Acceso limitado a clientes del hotel

Torre schindler
cerrar

TORRE SCHINDLER

Diseñada por el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, la Torre Schindler fue construida con motivo de la Expo 92 para ofrecer unas vistas espléndidas del recinto expositivo y del extremo oeste de Sevilla. Se asoma a la Cartuja, al río y al centro de la ciudad desde 65 metros de altura, en la actualidad como parte de la oferta del Pabellón de la Navegación de Sevilla.

Edificio Torre Shindler I Cartuja, 1

ticket

4,90 €

29 OCT - 29 MAR: M-S 11h, 12h, 13h, 16.30,

17.30, 18.30. D 11h, 12h, 13h, 14h.

2 ABR - 27 OCT: M-S 12h, 13h, 17.30, 18.30,

19.30. D 12h, 13h, 14h.

JUL-AGO: M-D 11h, 12.30, 14h.

Marca andalucía

CIVILIZACIONES

Mas info

De Sevilla se subraya su narcisismo. Ya lo dijo Antonio Gala: «Lo malo no es que los sevillanos piensen que tienen la ciudad más bonita del mundo, lo peor es que puede que tengan hasta razón». Y una ciudad que se deleita en sus propios rincones y ritos, tan proclive a mirarse y dejarse ver, requiere de lugares privilegiados desde los que asomarse. Estos son algunos de ellos.

Los propios monumentos de Sevilla, históricamente los que han definido el skyline de la ciudad, son balcones imprescindibles. La misma Giralda, por ejemplo, condiciona la altura de los edificios del centro. Ninguno más elevado. ¿Qué mejor aval de que las vistas desde el campanario renacentista, anterior alminar almohade, no tienen rival?

Las terrazas de los hoteles, sobre todo los que pueden presumir de la ubicación más céntrica, son también espacios muy populares. Ya hace tiempo que los alojamientos turísticos dejaron de ser sólo para los visitantes de Sevilla y que en sus azoteas tienen la ocasión de encontrarse con los lugareños. Todos andan persiguiendo esas panorámicas impagables, a menudo acompañadas de buena coctelería y algo de música.

Y como tercera tipología encontramos la arquitectura vanguardista. Los miradores más recientes combinan altitud con diseño y servicios. Metropol Parasol, las populares Setas de la Encarnación, son un buen exponente, elevándose desde el norte de la ciudad y con un recorrido que ofrece vistas 360°.

Subir a las torres de la Plaza de España deja una visión de conjunto del monumento regionalista y del Parque de María Luisa. Cruzar el Puente de Triana o cualquiera de los otros que cosen las dos orillas de Sevilla nos permite admirar el curso fluvial sin obstáculos. Pero para ver Sevilla a nuestros pies hay que subir a sus miradores principales.

Marca andalucía
La sevilla Romana

LA SEVILLA
ROMANA

Mas info

«Hercules me fundó, Julio Cesar me cercó de muros y torres altas y el Rey Santo me ganó con Garci Perez de Vargas», decía una inscripción en la Puerta de Jerez. Sevilla siempre ha tenido claro el importante papel de la civilización romana en su historia y su fisonomía, desde la antigua Ispal cartaginesa fue conquistada y convertida en Híspalis. Una ciudad romana de la que se conservan testimonios a pie de calle, como las columnas de la calle Mármoles, pertenecientes a un antiguo templo romano, o sus hermanas de la Alameda de Hércules, el yacimiento del Antiquarium o el Museo Arqueológico de Sevilla.

Abrir

Vívelo en...

La calle Mármoles

Antiquarium

Marca andalucía
La sevilla Andalusí

LA SEVILLA
ANDALUSÍ

Mas info

Desde que las tropas de Musa conquistaron Sevilla en el año 712 hasta la toma de la ciudad por Fernando III el Santo en 1248, transcurrieron más de cinco siglos de historia andalusí en los que la capital hispalense alcanzó gran relieve político, económico y cultural. Aun después del relevo cristiano, la influencia de lo mudéjar, si no ya de lo musulmán, quedó patente en la ciudad. Y así se conserva en muchos aspectos que se pueden descubrir en un sencillo paseo por Sevilla.

El legado andalusí se conserva en el lenguaje, en la gastronomía y puede que hasta en el carácter de los sevillanos. Pero centrándonos en sus muestras más visibles, en el urbanismo, la arquitectura o el arte, nos resultará más sencillo tomarle el pulso a una Sevilla andalusí que aún pervive en cierto modo.

En efecto, Sevilla fue de las primeras ciudades conquistadas por el ejército musulmán, que se extendió rápidamente por la península Ibérica y llegó a dominarla casi en su totalidad, llegando hasta la actual Francia. Si el general Tariq desembarcó en Algeciras en 711, apenas un año después y con apenas un mes de asedio, su señor Musa le tomó el relevo haciéndose con la capital de la provincia visigoda de Hispalis. Se convirtió Sevilla en la primera capital importante del territorio andalusí y, tras la descomposición del Califato de Córdoba en 1031, se erigió como una de las taifas más importantes y en la capital del imperio almohade en al Andalus. Por supuesto, todo este esplendor quedó reflejado en la fisonomía de la ciudad.

Esta Sevilla medieval se puede visitar aún a través de notables ejemplos histórico-artísticos, algunos en envidiable estado de conservación. El mayor icono es, sin duda, la Giralda, antiguo alminar de la Gran Mezquita, que es prácticamente lo único que se conserva de ella junto con el Patio de los Naranjos.

Igualmente reconocible es la Torre del Oro, donde terminaba, a pie de río, la muralla que comenzaba en el Real Alcázar. Por supuesto, el palacio real es otra buena muestra de aquellos años y tiene aún gran número de espacios originales de la Sevilla andalusí, como el Salón de Embajadores (luego reformado por el rey Don Pedro) o el Patio del Yeso.

Además de todos estos monumentos principales, el gusto por lo andalusí pervivió y se vio reflejado en estilos posteriores.

Abrir

Vívelo en...

El Patio del Yeso del Real Alcázar

Subir las 34 rampas de la Giralda

Marca andalucía
La sevilla renacentista

LA SEVILLA
RENACENTISTA

Mas info

En 1503 se estableció por decreto real la Casa de la Contratación de Indias en Sevilla, creada para fomentar y regular el comercio y la navegación con el Nuevo Mundo, y que asignaba a Sevilla el monopolio del comercio con las Indias. Esta circunstancia actuó, por una parte, como efecto llamada de cuantos comerciantes europeos estaban interesados en este nuevo mercado. Por otro lado, la ciudad que se convertía en «Puerto y puerta de Indias» pasaba a ser también «Archivo de las riquezas del mundo» y, a partir de ahí, «Gran Babilonia de España» y «parte de España más mejor que el todo».

Vinieron nuevas gentes y se propagaron entre los personajes más pudientes nuevos gustos llegados de Italia. Por otra parte, en España el Renacimiento no significó una ruptura con la Edad Media, sino una continuación que hizo prevenir el estilo isabelino en el plateresco, luego el purismo y finalmente el herreriano.

Como testimonio de aquella floreciente etapa se conservan hoy casas palacio como la de Pilatos, de Las Dueñas, de la Condesa de Lebrija y de los Pinelo, entre otras; el hospital de la Sangre o de las Cinco Llagas; conventos como el de Santa Inés y monasterios como el de San Clemente, el colegio de San Hermenegildo, así como aportaciones a múltiples edificaciones, sobre todo el campanario y el Giraldillo en la Giralda y el altar mayor de la Catedral. Y claro, el propio edificio consistorial, ejemplo evidente de este estilo plateresco en su fachada de la Plaza de San Francisco.

En el caso de Pilatos, originalmente conocido como Palacio de los Adelantados Mayores de Andalucía, la coexistencia de estructuras espaciales y de motivos decorativos mudéjares heredados de la Edad Media, con novedades importadas de los palacios del Renacimiento italiano, lo convierten en el mejor ejemplo de la arquitectura civil andaluza del siglo XVI y en el modelo de palacio sevillano del Siglo de Oro.

La Sevilla del siglo XVI, con más de 120.000 habitantes, era una de las ciudades más populosas de Europa y de las más prósperas gracias a los barcos repletos de metales preciosos, productos exóticos e incluso esclavos, y el Alcázar como sede estable de la Casa de la Contratación. Más tarde, la Casa Lonja se convirtió en Archivo de Indias.

El esplendor renacentista fue rescatado en el siglo XX por los arquitectos regionalistas.

Abrir

Vívelo en...

La Plaza de San Francisco

Casa de Pilatos

Marca andalucía
La sevilla barroca

LA SEVILLA
BARROCA

Mas info

El XVII fue un siglo fatídico por varias razones: decadencia económica, epidemias como la de 1649 –que redujo la población de Sevilla a la mitad–, guerras y otras catástrofes. Ante el adverso panorama, la población se refugió en la religión y Sevilla se convirtió en abanderada de la Contrarreforma. A cambio, esta centuria supuso la culminación del Siglo de Oro del arte español por su fecundidad en los más diversos campos: las figuras de Velázquez, Murillo, Zurbarán o Valdés leal en la pintura, y de Lope de Vega, Cervantes, Calderón de la Barca, Quevedo y Góngora en la literatura y el teatro son algunos ejemplos sobresalientes.

De todo ello queda testimonio en las calles y edificios de Sevilla. Se conserva un buen número de monasterios de los que fue toda una ciudad conventual, llegando a contabilizar hasta 45 monasterios de frailes y 28 de monjas, además de las distintas parroquias. La profliferación de cofradías obligó a ordenar sus procesiones –cada vez más ostentosas– y, en 1604, el Cardenal Fernando Niño de Guevara impuso la estación en la Catedral, es decir, se instituyó la ‘Carrera Oficial’ en la Semana Santa. Por entonces la ciudad se atribuía la condición de «muy mariana» y la defensa del misterio de la concepción. Martínez Montañés en escultura y Murillo en pintura dejaron verdaderas obras maestras en la representación de la Inmaculada.

Una visita por la Sevilla barroca incluye los conventos, la Iglesia de Santa María la Blanca (antes sinagoga) con sus yeserías, la del Salvador con sus dos retablos del portugués Cayetano de Acosta, que significan la apoteosis del barroco sevillano, el Hospital de los Venerables Sacerdotes, el Palacio de San Telmo (levantado en 1681 como colegio seminario de huérfanos y desamparados), la primitiva casa de Miguel de Mañara en el número 27 de la calle Levíes. Y tantos otros rincones.

Por supuesto, para seguir la pista de aquellos años se hace necesario también el Museo de Bellas Artes y sus abundantes fondos de la época, aunque no hay institución, iglesia o colección que se precie que no cuente con alguna pieza del Siglo de Oro sevillano. Más si cabe en el apartado cofrade, donde la imaginería dejó tesoros como el Nazareno del Gran Poder tallado por Juan de Mesa en 1620 y la Dolorosa de la Macarena atribuida al círculo de Pedro Roldán en la segunda mitad del siglo XVII. Y casi cualquier lugar desvela la huella barroca de la ciudad.

Abrir

Vívelo en...

El Hospital de los Venerables

Museo de Bellas Artes

Marca andalucía
La Sevilla regionalista

LA SEVILLA
REGIONALISTA

Mas info

El regionalismo es el estilo arquitectónico que resalta la estética andaluza, desarrollado durante el primer tercio del siglo XX como respuesta nacionalista a la decadencia del país tras la llamada ‘crisis de fin de siglo’, provocada por la pérdida de las colonias en 1898. Mientras unos afrontaron la situación con una mirada al exterior, a Europa, y adoptaron el modernismo, otros se refugiaron en glorias pasadas. En las calles de Sevilla se asiste a la interpretación de esta segunda vía a través de incontables testimonios regionalistas.

Tanto los estilos históricos de la ciudad como las arquitecturas regionales tienen cabida en esta introspección arquitectónica, dando lugar al neomudéjar, neoplateresco, neobarroco o al andalucismo. Aunque estas manifestaciones abundan en el callejero sevillano, las construcciones más singulares se concentran en el Parque de María Luisa y alrededores, en lo que constituyó el recinto de la Exposición Iberoamericana de 1929. Este evento fue tomado –con previsiones bastante optimistas– como solución a los males de Sevilla y, como poco, se convirtió en la excusa para una regeneración urbanística.

Aníbal González, ganador del concurso de proyectos para la exposición y prototipo de arquitecto regionalista, es el autor de la monumentales Plaza de España y Plaza de América, esta con tres pabellones que reproducen los estilos mudéjar, gótico y renacentista. Hasta 1926, el arquitecto sevillano también dirigió las obras de decenas de pabellones que se conservan hoy en el Parque de María Luisa.

La Plaza de España es la construcción más emblemática de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 y la pieza más reconocida del estilo regionalista. Consiste en una plaza semielíptica de 200 metros de diámetro que simboliza el abrazo de España a sus antiguas colonias americanas, coronada con dos torres de 74 metros de altura, una fuente central, cuatro puentes que representan los cuatro reinos de España y una colección de paños de azulejos sobre las provincias españolas.

También se construyó para la muestra transoceánica edificios tan icónicos como La Adriática, en la Avenida de la Constitución, o su gemelo de la calle Cuna conocido como Ciudad de Londres, ambos de José Espiau. Aunque el principal rival de Aníbal González fue Juan Talavera, arquitecto municipal y responsable de edificios como el de la Compañía Telefónica Nacional en la Plaza Nueva.

Abrir

Vívelo en...

La Plaza de América y el Parque de María Luisa

Plaza de España

Marca andalucía
La Sevilla contemporánea

LA SEVILLA
CONTEMPORÁNEA

Mas info

Igual que la Exposición Iberoamericana de 1929, la Exposición Universal de 1992 significó una importante transformación urbanística para Sevilla, esta vez con motivo del V Centenario del Descubrimiento de América.

En la primera, además del alumbramiento del ‘estilo sevillano’, la ciudad se deshizo del corsé que impedía su crecimiento y se apuntó a la moda de los ensanches de principios del siglo XX. En la segunda, la puesta al día afectó al apartado de las comunicaciones (estación de Santa Justa, ampliación y reforma del aeropuerto de San Pablo, nuevas autopistas), a las costuras urbanas sobre el Guadalquivir (puentes emblemáticos como el del Quinto Centenario, de la Barqueta, del Alamillo), a los espacios culturales (Teatro de la Maestranza, Teatro Central, Auditorio Rocío Jurado) y, sobre todo, al recinto de la exposición en la Isla de la Cartuja, convertida en un espectacular laboratorio de arquitectura de vanguardia, en parte conservada en el Parque Tecnológico Cartuja 93 (hoy PCT Cartuja, Parque Científico Tecnológico Cartuja).

Así que Sevilla rompió a experimentar su fisonomía en las postrimerías del siglo XX. Al rebufo de la universalidad del 92, la arquitectura que redefine el aspecto de la ciudad es de aspiración planetaria, cosmopolita, al tiempo que prototípica. Un paradigmático ejemplo se ofrece con el Metropol Parasol, esas setas gigantes que el estudio de Jurgen Mayer asignó a una Plaza de la Encarnación demasiados años en barbecho, y que fue expuesta en el MOMA de Nueva York como ejemplo de vanguardia arquitectónica en España.

Las Setas, en efecto, constituyen una de las obras arquitectónicas más vanguardistas de Sevilla, además de un lugar de encuentro, ocio y cultura en el centro de la ciudad, que consta de una plaza de abastos (mercado), un museo arqueológico (Antiquarium) y un paseo-mirador que ofrece unas imponentes vistas de la línea de cielo de la ciudad.

La ampliación de Fibes, con proyecto del arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, con un auditorio con capacidad para más de 3.200 personas, o el rascacielos Torre Sevilla –el más alto de Andalucía con sus 180,5 metros de altura–, junto con otras creaciones diseminadas por toda la ciudad posicionan a Sevilla y su provincia en la escena global de la arquitectura contemporánea.

Abrir

Vívelo en...

La Isla de la Cartuja, antiguo recinto de la Expo 92

Las Setas de la Encarnación

Marca andalucía

POR
BARRIOS

Mas info

La Sevilla más auténtica pervive en sus barrios. Las antiguas collaciones y parroquias, las divisiones históricas que han configurado la historia de la ciudad con asentamientos gremiales, con etnias específicas, con órdenes religiosas, con lo que quiera que dio origen y vigor al vecindario, se sigue trasmitiendo en las calles del centro.

Los vecindarios más conocidos de Sevilla, los más visitados y los más concurridos por los propios vecinos, son Santa Cruz, Triana, el Arenal y la Alameda de Hércules. Cada uno con su identidad propia, y todos ellos con mucho que ver y hacer por viajeros ávidos de imbuirse de la singularidad del destino.

Santa Cruz se levanta sobre la antigua judería de Sevilla y conserva el urbanismo intrincado y revuelto de la ciudad islámica. Entre plazuelas y callejas sobresalen imponentes edificios históricos y lugares legendarios que han inspirado inolvidables páginas de la literatura, la música y el arte. Doña Inés, Don Juan, Rossina y tantos otros personajes deambulan por el imaginario colectivo a partir de su nexo con este barrio.

Triana, el arrabal, ofrece la otra cara de Sevilla, que es la Sevilla misma pero en formato concentrado. Y con su propia peculiaridad. Un barrio de toreros, flamencos, artesanos y taberneros que se proclama singular. El Arenal, por su parte, es ese escenario de célebres desembarcos, de trajín portuario y de trapicheos varios que han recogido la historiografía y la literatura. Entre el corazón de Sevilla y el río, un barrio que es destino en sí mismo, y no sólo lugar de paso.

Y al norte, la Alameda de Hércules, un invento renacentista que ha experimentado una segunda resurrección para convertirse en uno de los lugares más dinámicos de la ciudad. Aquí se reúne la gastronomía más atrevida y los comercios más alternativos, junto con citas culturales ineludibles, mercadillos y, en definitiva, la certeza de que algo está pasando en el gran bulevar impulsado por el conde de Barajas.

No hay fronteras entre las diferentes demarcaciones, el visitante no notará la transición, pero en cada uno de ellos percibirá la identidad propia que cada uno de ellos atesora, custodiada por sus vecinos, para ofrecer nuevas facciones de una Sevilla que nunca se acaba de conocer del todo.

Visitar Sevilla es moverse con naturalidad entre sus barrios. Entre los monumentos, museos, atracciones y lugares imprescindibles, transcurre la vida de la ciudad. Y esa misma vida es la que acaba convirtiendo a un destino en algo único y diferente de todos los demás.

Marca andalucía
Sevilla
Marca andalucía
Santa Cruz

SANTA CRUZ

Mas info

La Judería, origen del barrio, reúne un buen puñado de magnéticos rincones. Aunque ha llegado muy modificado a nuestros días desde sus orígenes con la entrada de Fernando III en Sevilla, y especialmente con la recuperación emprendida en el siglo XIX, sigue reuniendo visitas imprescindibles. Recorrer el Barrio de Santa Cruz es adentrarse en un laberinto de serpenteantes y angostas callejas, plazuelas rebosantes de misterio y autenticidad, y en el escenario de mitos, leyendas y episodios íntimamente ligados al nombre de Sevilla, Don Juan y la Susona entre ellos.

Abrir

Vívelo en...

La Plaza de los Refinadores

El Callejón del Agua

Marca andalucía
Triana

TRIANA

Mas info

Triana es un barrio con identidad y raigambre. El flamenco, los toros y el tapeo forman parte de esas señas, al igual que la artesanía cerámica y alfarera. Todos estos elementos se viven a diario en el arrabal con sólo cruzar el puente de Isabel II, renombrado con el lugar al que conduce: el Puente de Triana.

De todas las pasarelas que cosen las dos orillas del río Guadalquivir a su paso por Sevilla, hoy dársena, el Puente de Triana es el más célebre. Se construyó entre 1845 y 1852 bajo proyecto de los ingenieros franceses Gustavo Steinacher y Fernando Bernadet, utilizando hierro fundido en los talleres de los hermanos Bonaplata. De hecho, fue el desarrollo de las técnicas del hierro lo que posibilitó que la ciudad contara con su primer nexo permanente entre las dos orillas del río (hasta ese momento pervivía el primitivo puente de barcas construido por los almohades en el siglo XII).

Justo al cruzar el icónico puente se encuentran algunos de los símbolos del barrio: la regionalista Capilla del Carmen, obra de de Aníbal González (1928), la Plaza del Altozano y el Castillo de San Jorge, donde un centro de interpretación recuerda la aciaga historia de la Santa Inquisición Española, anejo al tradicional Mercado de Triana. Muy cerca, en la calle Castilla, el Centro Cerámica Triana recupera uno de los talleres clásicos de cerámica y alfarería, incluyendo los hornos, la disposición y el reparto de tareas propias de la veterana industria tan propia de Triana. También acoge exposiciones temporales de arte contemporáneo y artesanía.

En la dirección contraria, también comenzando a pie de puente, la calle Betis, que viene a ser la cara que Triana da a Sevilla. Con sus casas desiguales, su arquitectura popular, su viveza de colores y su aire marinero. Entre el Altozano y la Plaza de Cuba se concentra buena parte de lo que representa el arrabal, siempre animada con sus restaurantes, bares y tabernas, pubs y demás locales de ocio. Y en el mes de julio, la tradicional Velá de Santa Ana.

La iglesia de Santa Ana, ‘catedral’ del arrabal, la Capilla de los Marineros, la Basílica del Cachorro, la capilla de la Estrella y otros emblemáticos escenarios de la Semana Santa completan el extenso registro de visitas obligadas en un barrio que, flanqueado por la Isla de la Cartuja al norte y Los Remedios al sur, ofrece motivos suficientes para cruzar el Guadalquivir y conocer la Sevilla que aguarda en la otra orilla.

Abrir

Vívelo en...

La calle Betis

Iglesia de Santa Ana

Marca andalucía
El arenal

EL
ARENAL

Mas info

El barrio del Arenal ocupa la antigua explanada portuaria situada entre la muralla y el río. Era, en efecto, un arenal. Una zona de carga y descarga y al mismo tiempo un lugar de mercadeo. Allí se encontraba el llamado Monte del Baratillo que aparece en los textos cervantinos. Como en aquellos tiempos, se mantiene como una zona bulliciosa, repleta de tabernas, restaurantes y comercios tradicionales. Y como principal reclamo, nada menos que la Plaza de Toros de la Maestranza, un verdadero templo de la tauromaquia y uno de los museos más visitados de Sevilla.

Abrir

Vívelo en...

La calle Adriano

Plaza de Toros de la Maestranza

Marca andalucía
Alameda de Hércules

ALAMEDA DE
HÉRCULES

Mas info

El gran bulevar del centro histórico de Sevilla surgió en 1574 cuando el Conde de Barajas ordenó drenar con acequias una zona tradicionalmente inundable en las cercanías del curso del río Guadalquivir, en el extremo norte de la ciudad amurallada. Esta acertada medida de higiene dio como resultado uno de los espacios verdes más amplios que se conservan en Sevilla. Sus características columnas romanas, rematadas por estatuas de Hércules y Julio César, así como otros espacios singulares como la Casa de las Sirenas, adornan una de las zonas más vibrantes de la ciudad.

Abrir

Vívelo en...

El propio bulevar

Monkey Week

Marca andalucía

FIESTAS

Mas info

La Sevilla más auténtica pervive en sus barrios. Las antiguas collaciones y parroquias, las divisiones históricas que han configurado la historia de la ciudad con asentamientos gremiales, con etnias específicas, con órdenes religiosas, con lo que quiera que dio origen y vigor al vecindario, se sigue trasmitiendo en las calles del centro.

Los vecindarios más conocidos de Sevilla, los más visitados y los más concurridos por los propios vecinos, son Santa Cruz, Triana, el Arenal y la Alameda de Hércules. Cada uno con su identidad propia, y todos ellos con mucho que ver y hacer por viajeros ávidos de imbuirse de la singularidad del destino.

Santa Cruz se levanta sobre la antigua judería de Sevilla y conserva el urbanismo intrincado y revuelto de la ciudad islámica. Entre plazuelas y callejas sobresalen imponentes edificios históricos y lugares legendarios que han inspirado inolvidables páginas de la literatura, la música y el arte. Doña Inés, Don Juan, Rossina y tantos otros personajes deambulan por el imaginario colectivo a partir de su nexo con este barrio.

Triana, el arrabal, ofrece la otra cara de Sevilla, que es la Sevilla misma pero en formato concentrado. Y con su propia peculiaridad. Un barrio de toreros, flamencos, artesanos y taberneros que se proclama singular. El Arenal, por su parte, es ese escenario de célebres desembarcos, de trajín portuario y de trapicheos varios que han recogido la historiografía y la literatura. Entre el corazón de Sevilla y el río, un barrio que es destino en sí mismo, y no sólo lugar de paso.

Y al norte, la Alameda de Hércules, un invento renacentista que ha experimentado una segunda resurrección para convertirse en uno de los lugares más dinámicos de la ciudad. Aquí se reúne la gastronomía más atrevida y los comercios más alternativos, junto con citas culturales ineludibles, mercadillos y, en definitiva, la certeza de que algo está pasando en el gran bulevar impulsado por el conde de Barajas.

No hay fronteras entre las diferentes demarcaciones, el visitante no notará la transición, pero en cada uno de ellos, percibirá la identidad propia que cada uno de ellos atesora, custodiada por sus vecinos, para ofrecer nuevas facciones de una Sevilla que nunca se acaba de conocer del todo.

Visitar Sevilla es moverse con naturalidad entre sus barrios. Entre los monumentos, museos, atracciones y lugares imprescindibles, transcurre la vida de la ciudad. Y esa misma vida es la que acaba convirtiendo a un destino en algo único y diferente de todos los demás.

  • 6 de enero: Epifanía del Señor
  • 28 de febrero: Día de Andalucía
  • 5 de abril: Domingo de Ramos
  • 9 de abril: Jueves Santo
  • 10 de abril: Viernes Santo
  • 12 de abril: Domingo de Resurrección
  • 26 de abril: Alumbrao de la Feria de Abril
  • 30 de mayo: festividad de San Fernando
  • 11 de junio: Corpus Christi
  • 26 de julio: festividad de Santa Ana
  • 15 de agosto: Día de la Virgen de los Reyes
  • 12 de octubre: Día de la Hispanidad
  • 1 de noviembre: Día de Todos los Santos
  • 6 de diciembre: Día de la Constitución
  • 8 de diciembre: Día de la Inmaculada
  • 24 de diciembre: Nochebuena
Marca andalucía
Cuaresma

CUARESMA

Mas info

Los 40 días previos al Jueves Santo, momento cumbre de la Semana Santa, se viven en Sevilla con semejante fervor a los días de Pasión. Aún no están en la calle las imágenes y los nazarenos, pero ya se palpa la excitación cofrade. Es Cuaresma si: proliferan los conciertos de bandas de cornetas y tambores y los cultos en las muchas iglesias de Sevilla; si te cruzas con alguna cuadrilla de costaleros (en un traslado, por ejemplo); si cambia la carta de tapas y mandan las espinacas, el bacalao… ¡las torrijas!; si huele a incienso por doquier; si estallan los primeros brotes de azahar en los naranjos... ¡Interpreta las señales!

Abrir

Vívelo en...

Las iglesias de Sevilla

Las espinacas con garbanzos en las tabernas sevillanas

Marca andalucía
Semana Santa

SEMANA
SANTA

Mas info

La Semana Santa es uno de los momentos más esperados del año en Sevilla. Una tradición de siglos donde se reúne religiosidad y arte, fervor y artesanía, música y aromas a incienso y azahar con la primavera incipiente. Ocho días de emoción con la salida de las 58 hermandades hacia la Catedral y su itinerario de regreso a sus respectivas parroquias, iglesias y basílicas.

Durante la Semana Santa se asiste a momentos memorables. Ver caminar a La Hiniesta por la calle Francos, o la salida de La Estrella en la calle San Jacinto, o cruzando el Postigo por la noche, son dos grandes ocasiones que nos ofrece cada Domingo de Ramos, entre otros muchos. El Museo en la Plaza del Museo o la Vera Cruz en El Salvador (Lunes Santo), Los Estudiantes en el Postigo o en la Plaza del Triunfo, La Candelaria por los JArdines de Murillo o la entrada de Santa Cruz en su parroquia (Martes Santo), El Cristo de Burgos por la Plaza del Pan (Miércoles Santo) o Los Negritos en la Plaza de Pilatos (Jueves Santo) quedan grabadas en la memoria de manera imborrable.

Y claro, la Madrugá como momento culmen de una semana repleta de pasiones, con El Silencio en El Salvador, el Gran Poder por el Postigo y en la Plaza del Museo, La Macarena en la Resolana o la Esperanza de Triana por la Plaza del Altozano y de recogida en la calle Pureza.

Aún quedará por ver El Cachorro en la calle Castilla (a la ida y al regreso) el Viernes Santo y el Santo Entierro por la Campana el Sábado Santo, para despedir una intensa semana el Domingo de Resurrección con la cuenta atrás hasta la próxima Semana Santa de Sevilla.

Por más que se quiera simplicar con un puñado de recomendaciones, es imposible reducir a una lista de lugares y horarios toda la magia que es capaz de producir una fiesta tan sentida. Si se quiere vivir por completo una de las tradiciones más universales de Sevilla, es preciso consultar el programa diario y volver varias veces para inútilmente vivirla en su totalidad. Advertencia: es una tarea de toda una vida. No obstante, el viajero hará bien en conocerla aunque sea por una vez.

No extraña que sea una de las fiestas más populares de Sevilla, una tradición arraigada como pocas que los sevillanos viven con especial dedicación. El arte de varios siglos, la devoción religiosa, la artesanía específica, la antropología que explica esta tierra sale a la calle durante estos días.

Abrir

Vívelo en...

La calle, en las sillas, en los balcones

Espacio Cofrade en Puerta Catedral Avenida

Marca andalucía
Feria de Abril

FERIA
DE ABRIL

Mas info

La Feria de Abril se celebra tradicionalmente dos semanas después de la Semana Santa. Como esta depende de los ciclos lunares, no es extraño que la fiesta más alegre e icónica de Sevilla se acabe celebrando en mayo, parcialmente o en su totalidad.

La Feria nació el 18 de abril de 1847 como Feria de Ganado de tres días de duración en el Prado de San Sebastián, rescatando la licencia concedida en 1254 por el rey Alfonso X el Sabio. Esta reunión de negocio vacuno del siglo XIX consistía en la instalación de unos corrales dedicados a las reses y unas «casillas» (19 en aquella primera edición) en cuya sombra se hacían las compras. El éxito fue tan grande que, al año siguiente, los organizadores de las ventas de ganado pidieron mayor presencia de agentes de la autoridad porque «los sevillanos y sevillanas, con sus cantes y bailes, dificultaban la realización de los tratos».

Con los años, aúnmás con el traslado al barrio de Los Remedios en 1973, las primitivas casetas de feria fueron ganando terreno a los corrales hasta llegar a su concepción actual, en que constituye una fiesta plena del pueblo de Sevilla.

Hay más de mil casetas, mayoritariamente privadas, conservadas durante décadas por familias, empresas, instituciones o asociaciones. El acceso público está garantizado en un número de casetas municipales y de organizaciones políticas.

Cada día, de 12.00 a 20.00, el Real de la Feria alberga un paseo de caballos y enganches que constituye uno de los episodios más vistosos y típicos de esta fiesta. Jinetes y amazonas vestidos con trajes típicos circulan a caballo por la Feria, con una gran variedad y cantidad de carruajes.

Esta colosal colección de carruajes se concentra el primer domingo de Feria en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería, donde se celebra la Exhibición de Enganches de la Feria de Sevilla. Un verdadero espectáculo de arte en movimiento que consagra cada año a Sevilla como Capital Mundial del Enganche.

Desde la noche del pescao hasta los fuegos artificiales con que concluye la fiesta sevillana más internacional, los sevillanos y los visitantes de Sevilla se entregan al cante y al baile, al Vino de Jerez y la gastronomía, a las atracciones, al algodón de azúcar, a la diversión y la alegría de vivir durante la primavera plena de Sevilla.

Abrir

Vívelo en...

El Real de la Feria, en el Barrio de los Remedios

Aprender a bailar sevillanas

Marca andalucía
Corpus christi

CORPUS
CHRISTI

Mas info

El Corpus Christi pone el punto final a las Fiestas de la Primavera de Sevilla. Esa mañana tiene lugar por los alrededores de la Catedral una procesión de eneseres y reliquias que se complementa en el templo mayor de la ciudad con el baile de los niños seises, un cuerpo de danzantes ataviados con ropajes medievales que ejecutan una misteriosa y antigua coreografía.

En el transcurso del cortejo urbano se sitúa una portada en la Plaza de San Francisco cuyo diseño, al igual que la de la Feria de Abril, cambia cada año.

Abrir

Vívelo en...

La Plaza de San Francisco

El baile de los seises en la Catedral

Marca andalucía
Navidad
Marca andalucía

MOMENTOS

Mas info

Siempre está pasando algo en Sevilla. Si no son las fiestas universales de la ciudad es algún gran concierto, ópera o musical, festivales, congresos, magnas exposiciones, ciclos y conmemoraciones. El año en Sevilla no se cuenta por días, se cuenta por momentos.

Y para momentos, todos los que se quiera. Aquí destacamos tres de ellos que se ofrecen para conocer Sevilla en una ocasión especial. En primer lugar, el Día de la Música, por lo que toca a Sevilla como Ciudad UNESCO de la Música junto a Bogotá (Colombia), Bolonia (Italia), Gante (Bélgica) y Glasgow (Reino Unido), que recibieron esta distinción con posterioridad.

En los argumentos esgrimidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura quedaba clara la estrecha vinculación de Sevilla con la creación musical y su disfrute. Cuándo mejor que el día internacional para ponerlo de relieve.

A continuación, la Semana del Orgullo, que condensa en unos pocos días lo que Sevilla vive de corriente a lo largo del año: el respeto. Por ubicar en una zona el motor de este movimiento en esta ciudad, se suele señalar la Alameda de Hércules, donde se reúnen pubs, cafeterías y discotecas, pura efervescencia hostelera y comercial, pero sobre todo cultural, donde confluyen gentes de toda condición con una máxima: vive y deja vivir. Tanto en el bulevar como en sus aledaños se concentran establecimientos gay-friendly, y no sólo relacionados con la música y las copas, sino la moda, la cultura urbana, la creación cultural.

Finalmente, si en primavera florecen las tradiciones, si el verano es de las refrescantes veladas en sus terrazas y jardines, si en los meses fríos (digamos, templados) se celebra la vida bajo el sol de invierno, el Otoño Cultural se brinda a los visitantes y a los propios sevillanos con una oferta de actividades que animan una y otra vez a visitar Sevilla en esta época del año.

Consolidada como marca, el otoño se ha confirmado como temporada alta. Bendecida por la meteorología, acompañada por la reactivación de la actividad comercial y empresarial, de la vida diaria, y decisivamente equipada con un elevado número de reclamos culturales, se trata de un momento que cada vez más visitantes quieren experimentar en primera persona.

Además de estos tres grandes momentos, y de todos los que procuran los acontecimientos más señalados de la ciudad, todavía hay margen para que el viajero encuentre su propio espacio y su propio lugar en Sevilla. Una ciudad de momentos.

Marca andalucía
Día de la Música

DÍA DE
LA MÚSICA

Mas info

Sevilla recibió en 2006 el reconocimiento como primera Ciudad de la Música de la UNESCO como una de las cunas del flamenco y como lugar de nacimiento o trabajo de importantes intérpretes y compositores, entre otros motivos. La capital de Andalucía conserva una saludable actividad musical, con conciertos, festivales y ciclos de diferentes estilos, como flamenco, jazz, música de cámara, música clásica, música contemporánea, pop, rock y otros muchos. El 21 de junio, proclamado como Día Internacional de la Música, Sevilla representa un papel protagonista.

Abrir

Vívelo en...

Los conciertos callejeros del 21-J

Centro Cultural Flamenco Casa de la Memoria

Marca andalucía
Orgullo del Sur

ORGULLO
DEL SUR

Mas info

La bandera arcoíris ondea en el balcón del Ayuntamiento de Sevilla. Qué mayor prueba se necesita para reconocer a Sevilla como una ciudad abierta al amor libre, a la igualdad, al respeto. Pues una oferta de ocio y eventos que la comunidad LGTB. Y esta ciudad tiene de todo eso. Sin lugar a dudas, la Alameda de Hércules, el gran bulevar del ocio y la cultura en Sevilla, es también el epicentro de los movimientos LGTB. Sevilla es además escenario de Orgullo del Sur, la mayor celebración del Día del Orgullo al sur de la península, recorriendo el centro de la ciudad en torno al 28 de junio.

Abrir

Vívelo en...

La Alameda de Hércules y alrededores

Orgullo del Sur

Marca andalucía
Otoño Cultural

OTOÑO
CULTURAL

Mas info

El otoño es para la cultura en Sevilla. Es cuando los teatros y salas inician una nueva temporada, como el Teatro de la Maestranza, el Teatro Lope de Vega, el Teatro Central, el Teatro Alameda, el Espacio Turina, junto a toda la red de salas independientes. Y es cuando se aglutinan algunos de los festivales que mejor han arraigado en la ciudad. Es el caso de la Bienal de Flamenco, del Sevilla European Film Festival, de los conciertos del Monkey Week, del Mes de Danza, además de una nueva temporada a estrenar en los muchos museos, centros y galerías de arte contemporáneo de la ciudad.

Abrir

Vívelo en...

Los teatros y auditorios de Sevilla

Sevilla European Film Festival

Marca andalucía

S

La oferta de ocio de Sevilla es inabarcable, pero con estas opciones no te equivocas.

Marca andalucía
Hotel becquer

HOTEL
BÉCQUER

Mas info

Céntrico hotel de 134 habitaciones totalmente equipadas y con baño completo, así como con salas de reuniones equipadas con wifi, megafonía y audiovisuales gratuito con capacidad hasta 130 personas. Terraza-solárium-piscina con maravillosas vistas de la Catedral y Giralda y una amplia gama de servicios gratuitos.

more_img
Marca andalucía
HOTEL DOÑA MARÍA

HOTEL
DOÑA MARÍA

Mas info

Sofisticación y comodidad en una ubicación privilegiada con impresionantes vistas de la Catedral y la Giralda desde su terraza y habitaciones. El buen gusto, el estilo clásico y los servicios de primera aguardan al viajero en sus 62 habitaciones dobles, bar y piscina en la terraza en el corazón monumental de Sevilla.

more_img
Marca andalucía
Hotel inglaterra

HOTEL
INGLATERRA

Mas info

El Hotel Inglaterra es un hotel de primera clase con una ubicación inmejorable. Desde la Plaza Nueva, los huéspedes tienen acceso a lugares de interés turístico, eventos, actividades y tiendas de lujo, para descansar luego en un hotel de decoración clásica, preciosas antigüedades y, en general, un alojamiento donde prima el buen gusto.

more_img
Marca andalucía
Puerta catedral

PUERTA
CATEDRAL

Mas info

Confort y diseño elegante como seña de identidad en los centros apartamentos turísticos de Puerta Catedral. La intimidad y exclusividad están igualmente garantizadas en sus ocho edificios: Puerta Catedral Suites, Holiday Suites, Studios, Apartments, Boutique, Indias Loft, Vinuesa 15 y Arenal Suites.

more_img
Marca andalucía
Hotel Kivir

HOTEL
KIVIR

Mas info

Con diseño de los célebres arquitectos Cruz y Ortiz, con excelentes vistas del río Guadalquivir y el barrio de Triana, con un servicio excelente y situado a un paso del centro de la ciudad, el Hotel Kivir es la irrupción más refrescante de la hotelería sevillana. Y aún más con su restaurante Fluvial y su espectacular terraza Kivir Skyline.

more_img
Marca andalucía
city-sightseeing

CITY SIGHTSEEING
SEVILLA

Mas info

El bus turístico de City Sightseeing es la mejor manera de conocer Sevilla, recorriendo los lugares de mayor interés de la ciudad con vistas panorámicas a 4 metros de altura y con interesantes comentarios en audioguía en 16 idiomas, más cinco paseos guiados a pie y la entrada incluida o descuentos en monumentos, museos y otras atracciones.

more_img
Marca andalucía
casa-memoria

CASA DE
LA MEMORIA

Mas info

Flamenco puro, flamenco vivo, flamenco auténtico todos los días del año en pleno corazón de Sevilla. El Centro Cultural Flamenco Casa de la Memoria reúne en las antiguas caballerizas del Palacio de la Condesa de Lebrija (siglo XVI) a algunos de los artistas flamencos más pujantes, además de exposiciones y actividades.

more_img
Marca andalucía
aire-ancient

AIRE ANCIENT
BATHS

Mas info

AIRE Ancient Baths Sevilla recupera la tradición ancestral de los baños de las antiguas civilizaciones griega, romana y árabe. En una tradicional casa palacio sevillana del s. XV en el barrio de Santa Cruz, se puede disfrutar de tratamientos como un baño de vino o el Flotarium o Baño de Agua de Sal bajo una bóveda romana del S.II.

more_img
Marca andalucía
ovejas-negras-company

OVEJAS NEGRAS
COMPANY

Mas info

La última revolución de la hostelería sevillana trae la firma de Ovejas Negras Company y sus populares restaurantes Torres y García, Tata Pila, Mamarracha, La Chunga, Ovejas Negras y Niño Gordo, todos ellos repartidos por las calles más céntricas de Sevilla como punto de encuentro de sevillanos y visitantes de la ciudad.

more_img
Marca andalucía
Terraza Doña María

TERRAZA
DOÑA MARÍA

Mas info

Desde la calle Don Remondo, asomada a la Plaza Virgen de los Reyes, la terraza del Hotel Doña María ofrece un punto de vista único, cercano y diáfano, de la Giralda y la Catedral. Así se disfruta mejor de un mojito a la caída de la tarde, puede que junto a su piscina, o en su terraza privada para la celebración de eventos.

more_img
Marca andalucía
terraza-inglaterra

TERRAZA HOTEL INGLATERRA

Mas info

Vistas increíbles de Sevilla desde Plaza Nueva, en el corazón de la ciudad, y coctelería de campeonato para hacer de La Terraza del Hotel Inglaterra uno de los lugares preferidos por los sevillanos y los visitantes. Una terraza para todo el año, con deliciosos atardeceres admirando la Catedral y el resto del centro de Sevilla.

more_img
Marca andalucía
Terraza kivir skyline

HOTEL
KIVIR

Mas info

Coctelería y vistas, todo en uno junto al Puente de Triana. El lugar donde elevar los sentidos en un entorno elegante y vanguardista, diseñado con una esmerada decoración, servicio y ambiente. Se trata de un lugar privilegiado en Sevilla, polivalente, con una cuidada oferta para organizar cualquier tipo de evento.

more_img
Marca andalucía
centro-interpretacion

CENTRO INTERPR.
LA JUDERÍA

Mas info

Los 1.700 años de historia de los judíos españoles, el pueblo sefardí, incluye una economía floreciente, riqueza cultural y persecución. Todo ello queda recogido en este histórico edificio de la calle Ximénez de Enciso, donde también es posible inscribirse en actividades y paseos guiados que ponen de relieve este legado.

more_img
Marca andalucía
more_img
Marca andalucía
shopping

SHOPPING

Mas info

El centro de Sevilla es el eje comercial de la ciudad, como lo es en lo administrativo, en lo cultural, en las finanzas y en tantos otros aspectos. Desde la Plaza Nueva y la Plaza de San Francisco corren las calles que tradicionalmente han sido las más cotizadas por los comercios: Tetuán y Sierpes. En Cuna, Francos, la Avenida de la Constitución, Velázquez, O’Donnell y muchas otras conviven los comercios de toda la vida con las grandes firmas internacionales.

En este auténtico centro comercial abierto se pueden encontrar verdaderas joyas de la artesanía de Sevilla y otros productos muy apreciados por los sevillanos y los visitantes de la ciudad. Un mantón de Manila, un abanico, un sombrero, una pieza de cerámica y otras singulares adquisiciones, aunando maestría y calidad, se convierten en un recuerdo útil e imborrable sobre estos días en Sevilla.

Dado el arraigo de las tradiciones sevillanas, proliferan por el centro de la ciudad establecimientos relacionados con las procesiones de Semana Santa y con la Feria de Abril y la peregrinación a El Rocío. Recorrer estas callejas, como en la calle Córdoba, la calle Sagasta, la Plaza del Salvador, en Chapineros o en Francos, es adentrarse en un universo de tradiciones sevillanas repleto de curiosidades.

En un paseo por las calles más comerciales de Sevilla se sorprenderá con establecimientos sutilmente integrados en edificios históricos de la ciudad.

El estilo regionalista domina las calles más céntricas y en ellos se asientan algunos de los comercios más veteranos, conviviendo con azulejos artísticos, ladrillos tallados, balaustradas, balconeras metálicas y delicados adornos que llevan la firma de insignes pintores, escultores y ceramistas de Sevilla, así como diseños de los grandes arquitectos del primer tercio del siglo XX: Aníbal González, Juan Talavera, José Espiau y tantos otros.

El regionalismo impera en edificios tan singulares como el Ciudad de Londres (en la calle Cuna) o su gemelo de la Avenida de la Constitución (en la imagen), pero también en las tiendas de sombreros Maquedano (calle Sierpes) o en la joyería Abrines (calle Tetuán), entre otros.

more_img
Marca andalucía
Marca andalucía
Para disfrutar de una experiencia interactiva más agradable

Para disfrutar de una experiencia interactiva más agradable, por favor rote el dispositivomaximice la pantalla.

Usamos cookies para recordar tus elecciones, mejorar la experiencia del usuario en nuestros sitios web y llevar una estadística de visitas. Al utilizar nuestras páginas web, aceptas que podemos instalar estos tipos de cookies en tu dispositivo.
Más información